¿Estás listo para jugar a las máquinas tragaperras?

Las máquinas tragaperras han sido uno de los grandes iconos del juego y de los casinos desde siempre. Estas brillantes y ruidosas máquinas siempre han estado entre nosotros y nos han servido para atraernos a los casinos con la intención de acercarnos a los enormes premios jackpot que ofrecen. ¿Pero cómo aparecieron? ¿Dónde? ¿Cómo se juegan? ¿Cuáles son las diferencias entre las máquinas tragaperras reales y las online?

La primera máquina tragaperras que se conoce fue la Liberty Bell, que desarrolló en 1895 en San Francisco, Charles Fey, un mecánico de coches. Esta máquina tenía tres cilindros, con cuatro símbolos cada uno: diamantes, picas, corazones y una campana de la libertad. Esta máquina fue la precursora de todas las máquinas de hoy en día y todavía se encuentra en el Salón y Restaurante Liberty Belle en Reno, Nevada.

¿Cómo funcionan las máquinas tragaperras?

Jugar es fácil. Tira de la palanca o pulsa el botón y los cilindros girarán. ¿Pero cómo funcionan realmente? La respuesta es que se trata de una máquina muy compleja con diferentes piezas y sistemas móviles que funcionan al mismo tiempo.

Las máquinas tragaperras reales se activan al tirar de la palanca. Este movimiento invierte presión en un muelle metálico que salta para girar los cilindros. El muelle también proporciona tensión en cada rail para darle un tiempo aleatorio de parada. Las pequeñas ranuras de cada rail permiten a la máquina saber en qué símbolo se ha detenido, lo que hace que la máquina pueda saber cuánto pagar.

En las máquinas online, los sistemas son algo diferentes, pero funcionan de forma muy similar. Cuando pulsas el botón "Spin", el ordenador saca un número completamente aleatorio que determina cuándo se detendrá cada cilindro. Por supuesto, es mucho más fácil programar la máquina online para que sepa qué símbolos han salido en cada cilindro. Del mismo modo se puede dar a los jugadores múltiples líneas de pago, juegos extra paralelos y mucho más. Esta es la razón por la que las tragaperras online son tan populares.

10 consejos para jugar a las máquinas tragaperras

1. Fija tu bankroll

Antes incluso de sentarte a jugar, especifica cuánto quieres apostar en esa máquina. Tómatelo con calma y fija un límite razonable para tu presupuesto. Ese dinero te tiene que durar toda la noche, así que mejor no jugártelo todo en la primera máquina en la que te sientes.

3. Únete al club de recompensas

Cada club, casino y casino online tiene un club de recompensas. Tómate tu tiempo y únete, así cuando estés jugando a tus máquinas favoritas, también estarás ganando puntos de recompensas.

5. Comprueba la tabla de pagos

Revisa la tabla de pagos y entiende los valores de cada símbolo, las combinaciones necesarias para ganar, qué hacen los símbolos especiales y los comodines.

7. No juegues con tus ganancias

Si has ganado en una máquina, separa ese dinero. Juega con el dinero con el que comenzaste y ahorra las ganancias para que siempre tengas algo que llevarte a casa al final del día.

9. Vete antes de arrepentirte

Si tienes bastante suerte como para doblar tu dinero, piensa muy en serio que quizá te convendría marcharte con todo. De esta forma has obtenido un gran premio que no tenías.

2. Decide los límites

Puedes jugar máquinas tragaperras que cuestan desde $1,00 por giro hasta $0,01 por giro. Lo que quieras jugar depende de ti y en qué límites de apuestas te sientes cómodo.

4. Elige tu máquina

La máquina que elijas dependerá de lo que estés buscando en cuanto a jackpot y juegos paralelos, pero también en una que se ajuste a tu estilo de juego. Una máquina acorde con tu estilo te resultará mucho más divertida.

6. ¿Cuánto apostar?

Apostar una moneda o el máximo de monedas permitido depende de ti. Al fin y al cabo se reduce a la gestión de tu dinero.

8. Si no tienes suerte, prueba con otra máquina

Siempre hay una gran gama de máquinas tragaperras para elegir y algunas tienen pagos mejores que otras. Si la máquina en la que estás no parece darte ningún beneficio, hay una buena probabilidad de que otra sí lo haga.

10. ¡DIVIÉRTETE!

Sí, en mayúsculas, porque es lo más importante que tienes que hacer cuando estés jugando a las máquinas tragaperras. Si jugar no es divertido, no deberías hacerlo. Así que, ¡sigue divirtiéndote y vamos a ganar!

Compartir esta página con tus amigos: :

Facebook Twitter Google